Blogia
Hipolipo

Derrapando y sin frenos

Derrapando y sin frenos

No sé cómo este hombre se fía de mí. Tengo la seguridad de que no está atento a lo que hago porque se pasa la hora leyendo el periódico y aun así no hace nada para pararme.

Me lanza contra las rotondas y carreteras sin piedad y sin miedo y yo ya no sé qué pensar. ¿Estará loco?

Sea lo que sea el caso es que mi profesor de autoescuela se arriesga demasiado conmigo sin saber que cualquier día él y yo nos vamos a criar malvas al cementerio como esto siga así.

Tampoco lo hago tan mal porque después de cuatro clases ya soy la Diosa de la Conducción. Voy a noventa en tercera (el jefe no me deja poner la cuarta) y pillo las rotondas derrapando con las dos ruedas laterales.

En ciudad aún soy mejor. Las villavesas, cuestas, peatones y demás conductores no pueden conmigo. Yo tengo preferencia en todo momento (hasta que sepa manejar el freno).

Un aviso: tengo las clases de 12:00 a 13:00 todos los días. Vosotros veréis si queréis salir de casa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Hipolipo -

Claro que he ido a conducir y, ¿sabes qué?, hoy no he matado a nadie, ni me han pitado y he frenado bien.
¡Pasa buen finde!
Tomillo, algún día te tendrás que montar en mi coche, prepárate.

2674_Tomillo -

Por primera vez desde septiembre agradezco que la uni me retenga desde las 12 hasta las 2 encerrado en un aula (me mantienen mas tiempo, pero bueno)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

aneya -

joer, no te he visto en todo el día...
¿cómo ha idó la jornada? ¿has conducido?

aneya -

¡yupi!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres