Blogia
Hipolipo

Litros de alcohol

“¿Los sevillanos van a salir en la tele y nosotros no?”. Esa chulería castiza del buen español que se precie es la que llevó a miles de jóvenes de este país a intentar superar el macrobotellón sevillano de hace unas semanas. Los informativos hicieron un gran trabajo haciendo que toda España se enterara, más de 5.000 jóvenes se habían reunido en Sevilla para emborracharse tras recibir un mensaje que les convocaba en un lugar y a una hora. El resto de jóvenes españoles, indignados, decidieron hacer lo mismo: no es tolerable que unos sevillanos puedan con los zaragozanos, bilbaínos, madrileños, gallegos…, los bebedores de cualquier parte de España, porque todos vamos de independentistas y estatutarios pero a la hora de chulearnos todos lo hacemos igual.

            Los correos electrónicos no pararon de viajar de punta a punta del país con mensajes tan amenazantes como: “si rompes la cadena te morirás de cáncer y olvídate de ligar para el resto de tu vida”. Así que, para evitar que se cumplieran las amenazas, este viernes todas las ciudades estaban preparadas para batir el record sevillano. El problema fue que el mensaje también llegó a quien no debía, todas las zonas donde estaban concertados los botellones se encontraban valladas y bien vigiladas por la policía municipal. La marabunta de jóvenes tuvo que huir con sus vasos y botellas bajo el brazo, lo que hizo que el botellón se dispersara y el record quedara todavía en manos andaluzas.

            En Pamplona a penas se sufrió la “quedada” alcohólica ya que esa noche llovió tanto que parecía que la ciudad iba a desaparecer bajo las aguas. De todas maneras, el Ayuntamiento de Pamplona, por si la lluvia no conseguía desanimar a los jóvenes, decidió vallar el parque Yamaguchi, lugar donde estaba concertado el botellón. La pobre policía pasó horas bajo la lluvia, cuidando las vallas como si fuesen la frontera de un país, esperando a la plaga que no llegó. Sólo apareció por el lugar un joven con una botella de ginebra sin saber que se iba a convertir en la persona más famosa de Pamplona, la que iba a salir en todos los periódicos navarros, el único que no se enteró de que el botellón se había cancelado.

            Los políticos españoles están muy asustados con estos macrobotellones, tan de moda últimamente, y no encuentran otra solución que hacer que autoridades sanitarias salgan por televisión enumerando los consabidos males del alcohol, pensando que así concienciarán a los jóvenes. Pero, ¿creen de verdad que lo van a conseguir?, si ellos quieren beber, beberán, así sea en la casa del alcalde. Pueden prohibirlo y vigilar los lugares más frecuentados por los jóvenes, pueden hacer lo que quieran, pero la competición está ahí, liderada por Granada, y aunque este viernes no fue posible, pronto lo será. Todos quieren ser los ganadores de este ránking alcohólico.

           

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

sirenita en tierra -

no hables de alcohol...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

amador mohedano -

Igual en Pamplona no hubo gente en el botellón porque no somos tan chorras como en el resto de España. O porque eso de la competi castiza... aqui como que no. yo no conocí al pobre chaval con su botella de ginebra. Que gracia!

Red -

¡Que divertido! y además es verdad...¡si quieres enterarte de donde está la marcha visualiza un telediario!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres